Galería Antai

Estudiantes y vecinos de Porvenir participaron en entretenida búsqueda de tesoros literarios

Una entretenida dinámica se llevó a cabo el reciente lunes, en el corazón de la comuna de Porvenir. Decenas de personas se sumaron a la “Búsqueda del Tesoro Literario”, una actividad organizada por el CFT de Magallanes y la Secretaría Regional Ministerial de las Culturas, las Artes y los Patrimonios, en el marco de la conmemoración del Mes del Libro.

Casi 50 textos fueron escondidos en diferentes puntos de la Plaza de Armas de la ciudad, y al interior de la sede académica del CFT. Las y los participantes, siguiendo pistas preparadas por las y los funcionarios del centro de formación, encontraron uno a uno los tesoros literarios donados por la Seremi de las Culturas.

“Es primera vez que se realiza la Búsqueda del Tesoro en la región, consiste en la recolección de libros en diferentes lugares, en este caso en la plaza de Porvenir y en la sede del Centro de Formación Técnica, quienes nos han ayudado a implementar la iniciativa, cuyo propósito es fomentar la lectura en las primeras infancias, pero en este caso está dirigido a toda la comunidad”, explicó al respecto la Seremi de las Culturas, Carolina Herrera Toro.

Por su parte, la rectora del CFT de Magallanes, Valeria Gallardo Abello destacó que “claramente, dentro de los objetivos estratégicos del CFT está la divulgación cultural en Porvenir, y una de las instancias era poder desarrollar una actividad en el Día del Libro, y así nos invitaron a ser parte de esta gran iniciativa”.

Entusiastas buscadores

Niños y niñas de la Escuela Bernardo O’Higgins, estudiantes del CFT y vecinos de la comuna escucharon el llamado a participar en la actividad, la que contó con el apoyo en difusión por parte de la empresa Tabsa, Radio Porvenir y Municipio Radio, reuniéndose todos y todas en la sede académica donde se dio inicio a la actividad.

Catalina Navarro y Juan Low, ambos estudiantes del 8ª A de la Escuela Bernardo O’Higgins, afirmaron haber disfrutado la búsqueda, catalogándola como “bastante entretenida, que costó un poco porque no conocían el interior del CFT, pero fue muy entretenido el buscar los regalos. Estuvo ‘bakan’, uno se divierte buscando, más encima son libros que uno los puede leer y sacarle provecho”, comentaron.

Silvia Abello Aranda, quien también se sumó entusiasta al desafío, pese a que admitió que a su edad no le fue tan fácil, pero afirmó sentirse feliz porque pudo también dar con uno de los tesoros literarios ocultos en la plaza de la ciudad.

Finalmente, la estudiante de Técnico/a en Educación Parvularia del CFT, Scarleth Fernández, afirmó: “Fue súper bueno, porque fomenta el trabajo en equipo, con mis compañeras andábamos corriendo de un lado para el otro, buscando las pistas. Me parece muy entretenido”, concluyó.







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *