Galería Antai

Estelle García Blanco

Fotografía: Mathilde van Nuffel

NOMBRE: Estelle

APELLIDOS: García Blanco

LUGAR DE NACIMIENTO: Bruselas

FECHA DE NACIMIENTO: 1995

PROFESIÓN: Artista visual y diseñadora textil

 

 

 

 

 

 

La pasada edición de Art Nou, el Festival de Arte Emergente de Barcelona y L’Hospitalet que organiza la Associació de Galeries Art Barcelona, nos dio la oportunidad de conocer, en el Espronceda Institute of Art & Culture, a Estelle García Blanco: participaba, junto a Lorenzo Lunghi y Basile Richon, en la muestra colectiva “Efímero/Infinito”, en la que los tres planteaban un diálogo con la ciudad de Barcelona y con los propios espacios de Espronceda haciendo referencia tanto a la naturaleza y el comportamiento humano como a los materiales, así como a los espacios y tiempos que propician la reflexión y la creación artísticas.

Esta autora, que se formó en estilismo y modelismo en la Haute Ecole Francisco Ferrer de Bruselas, ha trabajado como plumista en los talleres de la Maison Lemarié (Chanel) en París y cuenta con un máster en diseño textil por la Royal Academy of Fine Arts de la capital belga, donde emprendió investigaciones destinadas a reinventar prácticas artesanales subvirtiendo el uso de los materiales disponibles: advirtió posibilidades ricas en el empleo de plumas halladas en almohadas de segunda mano, como desechos susceptibles de ser reciclados y objetos, en sus palabras, simbólicamente íntimos.

Tras finalizar ese máster, obtuvo García Blanco el Premio Espronceda, que llegó acompañado de una residencia en ese centro de arte contemporáneo barcelonés, el Premio de Excelencia de la Ciudad de Bruselas y una beca Vocatio, esta última el año pasado, y ha participado igualmente en otras muestras colectivas en el Espace Vanderborght (2021) y la Galerie La Patinoire Royale Bach, ambos en Bruselas.

Se suma a nuestros Fichados porque queremos saber más de su tránsito de la moda hacia las artes visuales y del peso de su formación en el primer ámbito en sus creaciones plásticas; también de ese potencial que encuentra en la utilización de las plumas que recicla, uno de sus materiales, o su material, fundamental: remiten a lo cotidiano y muy personal, a los pájaros (que en sí contienen su propia carga metafórica), a la posibilidad de recuperar lo desechado concediéndole un lugar nuevo, a lo que vuela y a los sueños.

Estelle García Blanco. Efímero/Infinito. Espronceda Institute of Art & Culture

Estelle García Blanco. Mercat dels Encantats, 2023. Espronceda Institute of Art & Culture

Estelle García Blanco. Peau fictive, 2022. Espronceda Institute of Art & Culture

Le hemos preguntado por sus inicios, y nos explica Estelle que ese tipo de componentes, fácilmente manejables, siempre le han interesado y que, en general, es para ella una fuente de inspiración todo aquello que suele pasarnos desapercibido: Mi trabajo no siempre es bien recibido. Me encuentro en la frontera entre el diseño y el arte. En la frontera entre la sala de curiosidades y la instalación. Me gusta trabajar en los límites impalpables que rigen nuestra forma de pensar y ver las cosas. Me intereso por lo pequeño, por lo casi invisible de lo que el mundo no siempre se da cuenta.

Abrir una almohada para extraer el material es como dar la vuelta a la piel de un ave. La almohada se convierte así en un animal único con todas sus potencialidades. Al valorar estas plumas, aprovecho su estética imperfecta e irregular y así reflejo su diversidad y riqueza. En el centro de mi práctica y mis reflexiones está la figura del pájaro, como imagen poética y como encarnación del desastre ecológico. La pluma, como material, encarna la fragilidad de la vida y el sacrificio. Un vestigio de lo que ya no es pero de lo que conservamos un rastro, una memoria.

La pluma, como material, encarna la fragilidad de la vida y el sacrificio. Un vestigio de lo que ya no es pero de lo que conservamos un rastro, una memoria.

Estelle García Blanco. L´oiseau I, 2021. Espronceda Institute of Art & Culture

Construido esencialmente sobre la blancura de las plumas, mi trabajo se hace visible mediante juegos de sombras/luz y superposiciones. La monocromía revela las sutilezas y la materialidad de la pluma. La clasificación y selección de la materia prima ocupan un lugar importante en mi trabajo: cada una se elige por sus cualidades inherentes debido a su ubicación en una zona específica del ave (cabeza, vientre, espalda, ala, pata, muslo…). Este proceso lento moviliza una relación táctil exacerbada, ya que implica una manipulación constante de las plumas; la repetición de los gestos y la lentitud del proceso creado generan un espacio y superficies hápticas. Se destaca la individualidad de cada pluma, a diferencia de la lógica consumista que está en la base de la producción en masa de artículos de baja calidad, como son las almohadas que utilizo.

En el estudio de Estelle García Blanco

Herramientas de Estelle García Blanco. Dénouement. Galerie La Patinoire Royale Bach. Bruselas, 2022

Estudio de Estelle García Blanco. Fotografía: Mathilde van Nuffel

Esas plumas reutilizadas son la base también técnica del trabajo de Estelle, pura ligereza, aunque ha hecho uso, además, de la seda, por motivos parecidos: Trabajo exclusivamente con plumas que obtengo de almohadas de segunda mano.

Utilizo toda clase de pequeños objetos o materiales que encuentro en la calle o en mercados de pulgas. Me esfuerzo por trabajar con formatos muy ligeros que evocan la pluma; reutilizo objetos destinados a ser destruidos o desechados. Tengo una pasión acumulativa; me encanta rebuscar y recoger objetos. Es más fuerte que yo, algunas cosas se cruzan en mi camino y siento un impulso irresistible de recogerlas.

Me gusta trabajar en el espacio directamente cuando es posible. La materia me inspira mucho, y siempre me esfuerzo por llevarla más allá de sus apariencias. Además de las plumas, también utilizo diferentes tipos de seda; esto me permite tener a mi alcance otra materia que también proviene del mundo animal y cuyos efectos son bastante similares a los de la pluma.

La materia me inspira mucho, y siempre me esfuerzo por llevarla más allá de sus apariencias.

Estelle García Blanco. A, 2022

Estelle García Blanco. A, 2022

Estelle García Blanco. A, 2022

Estelle García Blanco. A, 2022

Estelle García Blanco. A, 2022

Estelle García Blanco. A, 2022

Entre los principales proyectos que ha llevado a cabo hasta ahora, García Blanco elige mencionar dos: una biblioteca de plumas y una instalación que nos llevaba a fijarnos en el fugaz vuelo de los pájaros. Nos habla de ellos: Comencé con el proyecto Second skin; más o menos es una biblioteca de plumas que cuestiona la relación de intimidad entre el hombre y el animal. Me impuse la restricción de trabajar solo con plumas que pudiera recuperar de almohadas; cada almohada es diferente, con su propia identidad, un poco como la de un pájaro. El objetivo era mostrar lo que hay dentro de estos accesorios de cama, la riqueza de las plumas que podrían encontrarse y resaltar su singularidad.

Este proyecto ocupó gran parte de mi práctica, porque me demostró que esta fuente de suministro estaba llena de posibilidades y, sobre todo, de significado. Este verano, durante mi residencia en Espronceda (Barcelona), pude desarrollar todas estas investigaciones en ese espacio.

Con mi instalación Still Fly quise, a semejanza del entomólogo que fija insectos muertos para conservar su belleza y memoria, capturar el movimiento del pájaro y congelar el instante efímero del vuelo. Entre la pared y el ala, una punta metálica que atraviesa bruscamente el asiento de su movilidad. La sombra, por su parte, impalpable e imagen fantasma, representa a los pájaros que ya no están. Es la única entidad libre de movimiento que juega con la luz. Al desplegarse sobre la superficie de la pared, la luz observa un punto concéntrico antes de irradiar los alrededores que intentan dispersarse en el espacio y desaparecer. Las plumas se convierten en recuerdo y se desvanecen poco a poco.

De este proyecto surgió toda una serie de naturalezas muertas en las que cuestiono el proceso de descomposición de un pájaro, ya sea debido a la mano del hombre o a la muerte natural. Para este trabajo también he desarrollado una serie de plumas de palomas en trompe l’oeil.

Estelle García Blanco. Still fly, 2023. Espronceda Institute of Art & Culture

Estelle García Blanco. Still fly, 2023. Espronceda Institute of Art & Culture

Estelle García Blanco. Trompe l´oeil de palomas, 2023. Fotografía: Mathilde van Nuffel

Los referentes de esta artista son diversos (textuales, plásticos y también biológicos): Soy una persona muy despierta y receptiva a las imágenes que el mundo me ofrece. En mi práctica, estoy especialmente influenciada por las escrituras sobre el mundo viviente y el color (Jean-Christophe Bailly, Michel Pastoureaux, Marielle Macé) o por artistas de la materia como Lenore Tawney, César o Manolo Millares. Las colecciones de los museos de Historia Natural y las combinaciones de objetos extravagantes en los mercados de pulgas me hacen ver las cosas de manera diferente y sacuden mi forma de pensar.

Estelle García Blanco. Treillis, 2021

Sus próximos rumbos tienen que ver con la naturaleza muerta y este año podremos contemplar su obra en Bruselas: Actualmente estoy trabajando en une serie de naturalezas muertas que he titulado Remains of Vanish. La serie me permite desarrollar preguntas yendo del formato más pequeño al más grande: trabajo en objetos e instalaciones.

Remains of Vanish III: Masculinity es una instalación cinética donde dos “pájaros desaparecidos” se amenazan y chocan. Inspirada en volátiles exhibiciones de cortejo, esta pieza está destinada a quedar reducida a polvo a medida que se producen enfrentamientos y, al mismo tiempo, demuestra los efectos nocivos de una masculinidad dispuesta a hacer cualquier cosa para triunfar. Me gustaría filmar la evolución destructiva de esta pieza para dejar un rastro en vídeo de la misma. También tendré una exposición que organizaré en Bruselas a finales de 2024.

Podemos seguir los pasos de Estelle aquí: www.estellegarciablanco.com

Estelle García Blanco. Remains of Vanish III: Masculinity. Fotografía: Mathilde van Nuffel

Estelle García Blanco. Remains of Vanish. Fotografía: Mathilde van Nuffel

 

Estelle García Blanco. Remains of Vanish. Fotografía: Mathilde van Nuffel

The post Estelle García Blanco appeared first on masdearte. Información de exposiciones, museos y artistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *